sábado, 22 de octubre de 2011

GENTE DE CARÁCTER O GENTE DE CARÁCTER PODRIDO?



No es lo mismo tener mal carácter que tener "carácter".
Por un lado, es habitual usar en forma eufemística el término MAL CARACTER, para referirse a alguien que no filtra, no es cuidadoso con el modo en que dice las cosas. A quien no le importa si las dice de manera hiriente.
Porque, seamos claros: hay mensajes hirientes en sí mismos, como cuando uno tiene que transmitir una mala noticia, como despedir a alguien del trabajo, o anunciar la muerte de un ser querido, etc, que en´sí van a provocar en el que lo reciba una alteración.
Pero también están los MENSAJEROS HIRIENTES, esos que todo lo dicen como si dictasen sentencia, y dañando mas con el tono y la voz, con la mirada, que con las palabras.
A veces, empiezan con un previsible.... no quiero lastimarte, o que te sientas mal por lo que te voy a decir, pero ....
Automáticamente, lograron el objetivo de que nos comomience a latir la yugular, y dar calores por todo el cuerpo.
Esa gente no es gente de carácter. Es GENTE JODIDA.
Sí, gente de mal carácter.
Que no saluda cuando algo le calló mal, tengas que ver o no con ello.
Que cuando algo no te sale, se pone nervioso y te empieza a gritar...como si él pudiese hacerlo todo bien...
En fin. Creo que todos tenemos sobrados ejemplos de lo que es tener MAL CARÁCTER.
Cuando uno cree que es él único que hace las cosas bien, y se comporta acorde a tal consigna, probablemente demuestre MAL CARACTER.
También encontramos gente BUENISIMA¡¡¡¡¡ Pero con un carácter de mierda que ni ellos se aguantan¡¡¡
Yo digo que esa gente no sabe decir no a tiempo. Aguantan....y revientan.
Cuando revientan, son una catarata de bronca y palabrotas, o monosílabos.
Y luego, chau. Todo vuelve a la normalidad Hasta el próximo atascamiento.
Y finalmente, para no cansar con el tema, yo tengo un cuadro más de los de MAL CARACTER, pero disimulado¡¡¡
Esos son los que aguantan todo, no dicen nada, parecen muy tiernos y concesivos, pero a todo lo que dicen lo acompañan de la frase..."pobrecito....", sin discriminar cual sería la causa de ese estado de pobreza en que nos encuentran siempre.
Supongo yo, luego de mucho investigar, que es simplemente a causa de la dificultad para decir la otra parte de la frase, que, por cobardía, se guardan....
"pobrecito....de vos si te agarrara con todo lo que siento adentro cada vez que te veo¡¡¡¡..." Son los seres jodidos que no viven felices ni dejan vivir.
Ninguno de todos los cuadros de carácter descritos arriba, pueden ser considerados dentro de lo que yo llamaría GENTE CON CARÁCTER.
Mas bien diría que esas características ponen en evidencia la falta de carácter o de fortaleza para no superar esa barrera que es
1- el respeto a si mismo, ante todo, que nace del respeto a las figuras importantes de nuestra vida, de niños, y luego se traslada a nosotros mismos, como seres independientes, autónomos.
En algunas personas, este traspaso no se produce, por motivos varios, y quedan en la etapa de "pseudo respeto al otro".
Esto quiere decir, me callo por miedo a perder al otro, del cual no soy capaz de prescindir. Pero si fuese libre para hablar....
2- Están los que nunca fueron respetados, y eso no registran nada¡¡¡ Cuando alguien los trata bien, piensan que ese alguien .... ES UN BOLUDO¡¡¡
Por ende, son los que todo lo saben, y te gastan, hasta que te plantás bien, y les demostras, como puedas, que no sos ningún.. BOLUDO. Allí esos enormes CARACTERES se transforman...bajando los decibeles, de manera increíble, y sacan a relucir sus PATAS DE CORDEROS¡¡¡
O sea, LA GENTE ES HIJA DEL RIGOR. Si mostras debilidad o buena educación con ellos vas frito¡¡¡

Bueno, ahora sí, voy a referimre a lo que YO considero GENTE DE CARÁCTER.
Algo adelanté al respecto.
El carácter se va formando, con los años y la experiencia el ensayo en el error, y el acierto, y el respeto de quien nos acompaña en los primeros momentos de la vida.
No importa que ese alguien sea nuestra madre, nuestro hermano menor, o un tío, o el del micro que nos lleva a la escuela pero al que le contamos cuando nos sentimos avergonzados y luego bajamos mucho mas livianos. Hay gente en el mundo de cada ser humano que lo ayuda a formar SU CARACTER.
La gente con carácter, no necesita gritar para ser escuchada. Sabe que eso se logra con paciencia, y tiempo. Con humildad y trabajo. Con respeto y auto respeto, no dejando que nadie nos trate mal, no tratar mal a nadie.
El carácter es flexible, pero no se rompe. Al contrario, se fortalece con las puestas a prueba superadas.
Un buen conductor de gente es aquel que, a modo del director de una orquesta sabe sacar lo mejor de cada uno, sin que la competencia afecte la solidaridad de un grupo.
Es un arte. Pero es tambien un oficio.
Yo siempre que veo un director de orquesta con su batuta, me imagino un mago, con una varita.... y realmente veo la magia¡¡¡ La armonía sin recelos, sin resquemores, la entrega a algo que supera a cada uno de sus partes.
Pero no es fácil logra eso. Es un oficio que se aprende, pero para el que hay que tener condiciones.
Por ejemplo: saber respetar, pero ser tan firme a la hora de escuchar como a la de hacerse oir.
La gente de carácter no se ve por si misma, sino por lo que logra alrededor.
Sus efectos hablan por ella.
Daré dos ejemplos
¿Si uno tuviese que elegir ser un hierro o un mimbre, que elegiría?
El hierro es duro, casi invulnerable, pero igualmente rígido. Es un metal. Y jamás pensaríamos en algo así para representar la vida.
El mimbre es frágil pero su misma capacidad de moverse lo hace casi invulnerable a los cambios, los vientos, las agresiones. Y sin perder la sensibilidad.
Este me parece un ejemplo sencillo, pero claro.
A cuidarse de la gente que supuestamente decimos tiene CARÁCTER¡¡¡¡ Y aclaremos, que no oscurece.
 — 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog