domingo, 22 de mayo de 2011

FAMILIAS PERVERSAS


"Desde que tenía ocho años, mi padrastro nos hizo andar desnudos delante de él y mi madre. Teníamos que aprender. 
Tenía relaciones con nuestra madre delante nuestro. Yo no sabía que hacer. 
Cuando me iba de casa a la escuela, era como si nada de eso exitiese. En la escuela con mis  amigos mi mundo era otro. Siempre me fue fácil estudiar. 
Pero cuando volvía a casa, empezaban esas cosas que al principio no podía entender, mas tarde no pude soportar. Y me iba. Todo lo que podía.
Mi hermana y yo no obedecíamos todas sus ordenes, pero nos levantábamos el domingo a las siete cuando el nos despertaba y nos poniamos a trabajar en casa. 
El la miraba a mi hermana con esa mirada asquerosa, que no puedo olvidar. Ella se quedaba dura, quieta, mientra el pasaba su mano por el cuerpo de ella. 
Nuestra madre ha perdido la razón hace rato. No se da cuenta de nada. Todo lo que él dice es verdad. No podemos pedirle ayuda. 
Cuando un día en la escuela empezó a venir una psicologa, pude empezar a unir mis dos mundos, a dejar de sentirme un retardado sucio en casa y un chico travieso y divertido en la escuela.
Pero juntar esos mundos fue muy difícil. La psicologa nos llevó al SERVICIO DE PROTECCION DE DERECHOS DEL NIÑO, y allí, delante de la psicologa que nos preguntaba que nos pasaba, diciendonos que ella estaba para ayudarnos y defender NUESTROS DERECHOS, allí por primera vez me escuché hablar". 


Esta declaración fue realizada por un niño de  diez y seis, que llevaba ocho años de  maltrato, abuso psicologico, dentro de un marco familiar de secuestro y sometimiento y haciendo uso de mecanismos muy primitivos del psiquismo para sobrevivir en su casa.
Amaba a su madre, pero no entendía que le pasaba. 
Era él el loco, el retrasado, como le decía RUBEN?
Ahora todo eso se el viene a la cabeza y parece partirla. 
Ya no está viviendo con su madre, ya los pensamientos de tantas cosas que le averguenzan lo invaden igual, aunque esté fuera del lugar. Los lleva consigo.
La psicologa del Servicio de PROTECCION DE DERECHOS le anticipó que eso llevaría tiempo. Desacostumbrarse a lo que fue su vida tantos años.
"Los seres humanos nos especializamos en adaptarnos para sobrevivir", algo así dijo. 
Y parece que lo demás queda en segundo plano. 
Estoy tan acostumbrado a sufrir y escapara del dolor ocultando que es como mi segunda piel.
Hoy, aunque no lo entiendo, no logro entender cómo, extraño a mi madre, mi casa, mi lugar.



Este es un recorte chiquito, de un largo relato de padecimientos que los hermanos de diez y seis y diez y siete años realizaron en el SERVICIO DE PROTECION DE DERECHOS DEL NIÑO.
De no haber intervenido una psicologa en la escuela, este niño no hubiese contado nunca esto, o quizás ante la violación ya anticipada de su hermana por parte de su padrastro. No lo sabemos.
De no estar el servicio de PROTECCION DE DERECHOS, quizás estos jóvenes hubiesen guardado su doble vida hasta que esta se hubiese transformado en la marca de lo que la vida les tenía destinado. 

CABE DESTACAR QUE HAN SIDO OMITIDOS Y ALTERADOS DATOS DE LA REALIDAD PARA PROTEGER A LOS PROTAGONISTAS. 
SE RELATA ESTO PARA COMPARTIR UNA REALIDAD QUE AHORA ES NUESTRA. DE ESTA SOCIEDAD QUE ESTA LLENA DE SECRETOS A VOCES,  DE VOCES SILENCIADAS...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog